Audio

¿QUÉ ES LA COMPETENCIA PARA MANEJAR INFORMACIÓN (CMI)?

El desarrollo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), especialmente el advenimiento de Internet, han traído como consecuencia pasar de una época en que la información era escasa, costosa y de difícil acceso a otra en la que es abundante, fácil de acceder y en muchísimos casos gratuita.

Para las Instituciones Educativas de menores recursos (especialmente las que pertenecen a países en desarrollo como Colombia) esto significa, por una parte, la oportunidad de acceder, a gran cantidad de recursos valiosos antes escasos o inexistentes, tales como bibliotecas, laboratorios, mapotecas, hemerotecas, revistas, etc, que en muchos casos son gratuitos; y por la otra, la necesidad urgente de enseñar a los estudiantes a encontrar esa información, evaluarla de manera crítica y usarla efectivamente.

Como acertadamente afirmó el premio Nobel Herbert Simon, el significado de "saber" ha pasado de poder recordar y repetir información a poder encontrarla y utilizarla (Simon, 1996).

La cantidad abrumadora de información disponible sobre diferentes temas impide que esta se concentre o se deposite en un solo maestro o persona experta o, que la escuela pueda enseñarlo todo. Por esta razón, el objetivo debe ser ayudar a los estudiantes a desarrollar los conocimientos, habilidades y disposiciones personales (actitudes) y las estrategias de aprendizaje requeridas para formular preguntas significativas (iniciales y secundarias) sobre un tema de estudio, acceder a diversas fuentes de información que lo atiendan, comprender lo que estas les aportan y seleccionar las más adecuadas. De esta manera, pueden adquirir habilidades que les permitan aprender a aprender de manera autónoma e independiente durante el resto de sus vidas.

Por esta razón, para desenvolverse adecuadamente en el siglo XXI y llegar a ser aprendices efectivos, los estudiantes deben desarrollar Competencia para Manejar Información (CMI). Esta se puede definir concretamente como las habilidades, conocimientos y actitudes, que el estudiante debe poner en práctica para identificar lo que necesita saber sobre un tema específico en un momento dado, buscar efectivamente la información que esto requiere, determinar si esta información es pertinente para responder a sus necesidades y convertirla en conocimiento útil aplicable en contextos variados y reales.

Esta competencia hace referencia, específicamente, a que el estudiante esté en capacidad de:

  • Formular preguntas que expresen su necesidad de información e identificar qué requiere indagar para resolverlas.
  • Elaborar un plan que oriente la búsqueda, el análisis y la síntesis de la información pertinente para resolver sus preguntas.
  • Identificar y localizar fuentes de información adecuadas y confiables.
  • Encontrar, dentro de las fuentes elegidas, la información necesaria.
  • Evaluar la calidad de la información obtenida para determinar si es la más adecuada para responder a sus necesidades.
  • Clasificar y Organizar la información para facilitar su análisis y síntesis.
  • Analizar la información de acuerdo con el plan establecido y con las preguntas formuladas.
  • Sintetizar la información y utilizar y comunicar efectivamente el conocimiento adquirido.

Es importante aclarar que únicamente podremos decir que los estudiantes alcanzaron esta Competencia, cuando hayan adquirido los conocimientos y desarrollado las habilidades que deben poner en práctica para afrontar sus necesidades de información; y además, exhiban una serie de actitudes que demuestren que, siempre que deban hacerlo, están dispuestos a utilizar sus conocimientos y a realizar de la mejor manera las tareas requeridas. Hasta tanto ellos no demuestren estas actitudes, no se puede decir que son competentes, aunque tengan las capacidades para atender sus necesidades de información.

Esquema1

En enero de 2002 la Fundación Gabriel Piedrahita Uribe (FGPU) inició, con sus publicaciones en EDUTEKA, una cruzada tendiente a que la Educación Básica y Media asumiera seriamente el reto de preparar a docentes y estudiantes para enfrentar con posibilidades de éxito la cantidad abrumadora de información a la que, especialmente con Internet, se tiene acceso hoy en día.

Todas las publicaciones de ese año estuvieron dedicadas a ofrecer materiales con planteamientos, ideas prácticas y recursos que ayudaran a los docentes a promover en sus estudiantes el desarrollo de la Competencia para Manejar Información (CMI). Ahora, años después, la FGPU regresa sobre este tema, luego de haber aplicado en tres Instituciones Educativas de la ciudad de Cali y durante un tiempo prudente  Modelos para Resolver Problemas Información, especialmente el “Big 6” y algunos elementos del Modelo de la Asociación de Bibliotecas Escolares de Ontario (OSLA).

La experiencia obtenida por la FGPU en este campo le permitió detectar algunos problemas, refinar algunos conceptos y prácticas, plantear un Modelo propio y desarrollar una serie de estrategias didácticas para aplicarlo. Todo esto con el objeto de orientar a los docentes en el diseño e implementación de actividades que ayuden a desarrollar efectivamente en los estudiantes la CMI. Este Modelo, que lleva por nombre Gavilán, y las estrategias didácticas para aplicarlo, son nuevos aportes de la FGPU en este campo, tan importante en la actualidad cuando se reconoce como una de las habilidades indispensables para el Siglo XXI y está tan desatendido.

Por último, con el fin de facilitar la utilización e integración de los recursos sobre CMI publicados con anterioridad y los nuevos que se ponen hoy a disposición de nuestros usuarios/lectores, se diseñó un Módulo Temático que permite agrupar, clasificar y presentar en categorías todos estos contenidos.

Autor: http://www.eduteka.org/modulos/1/148/486/1